8M: Hacia la huelga feminista

El 8 de marzo del 2018 millones de personas salimos a las calles en un grito global en cientos de ciudades de todo el mundo.  En ese momento, supimos que algo había cambiado. Vivimos y disfrutamos del proceso en primera persona, fuimos cómplices y protagonistas activas, de un proceso que quedará en los anales de la historia. Conscientes de que habíamos conseguido juntas  muchas de nuestras demandas, grandes logros y reivindicaciones.

Tras la resaca de la jornada de huelga, el 9 de marzo  nos levantábamos con la noticia de un nuevo feminicidio. Y en nuestras retinas y nuestros oídos se entremezclaron durante meses  los recuerdos, las consignas, la emoción compartida de saberse parte de la historia, con la consciencia de los hitos que aún nos quedan por alcanzar, las luchas que nos quedan por ganar.

Así, llegamos al 8 de marzo de 2019 cargadas de motivos para reeditar una Huelga Feminista. En un contexto en el que resurgen grupos y partidos políticos que atentan contra los derechos y libertades que tanto han costado conseguir a las mujeres. Grupos que quieren disfrazar con eufemismos “liberales” a la lucha feminista, a los siglos de lucha de tantas mujeres, hermanas,  gracias a las cuales hoy, estamos aquí.

Porque tenemos más de mil motivos, ¡Apoyamos la Huelga Feminista!

Lee el manifiesto completo en redequomujeres.es 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies